Ingredientes:

300 gr. de bacalao desmigado

2 cebollas dulces grandes

2 dientes de ajo

2 patatas gordas

6 huevos

1 cucharada de nata liquida

perejil picado

Modo de hacerlo:

El bacalao desmigado se deja en agua la noche antes, cambiándole el agua un par de veces. Pelamos las patatas y la cortamos a rodajitas finas y estas en tiritas finas, como patatas pajas. La ponemos a freír en una sartén y mientras se hacen picamos la cebolla en juliana, una vez estén fritas las patatas las apartamos y freímos a fuego muy lento las cebollas en juliana y los dos dientes de ajo. Cuando esta toda muy pochada la apartamos escurriéndola bien. Tomamos un perol grande y le ponemos un poco de aceite, echamos el bacalao escurrido y bien seco para que no suelte agua, lo rehogamos en el aceite unos 10 minutos y a continuación incorporamos la cebolla y las patatas pajas, lo revolvemos todo bien y le añadimos los huevos sin batir, los cascamos y vamos echando sobre el bacalao, entonces empezamos a revolver todo, le agregamos una cucharada de nata liquida y seguimos revolviendo con una cuchara de palo hasta que los huevos estén cuajados, pero jugosos. Espolvoreamos un poco de perejil por encima y servimos.

Es una de las receta más típicas de Portugal, fue allí donde un cocinero de un restaurante que frecuentaba me dijo que para que el revuelto quedara con la textura perfecta debería añadir los huevos sin batir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *