BUÑUELOS DE CUARESMA
Tiempo de preparación
45 min
Tiempo de cocción
15 min
Tiempo total
1 h
 
Plato: Postres y Dulces
Cocina: cocina española
Autor: Belika Acien
Ingredientes
  • 1 naranja
  • 8 cucharadas soperas de harina
  • 1/2 sobre de levadura
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 tacita de leche
  • 1 cucharada de azúcar
  • 3 huevos
  • azúcar y canela para emborrizar
Elaboración paso a paso
  1. Lavamos muy bien la naranja, la secamos quitamos los dos extremos y trituramos en una picadora con su cascara.

  2. En el vaso de la batidora ponemos la naranja triturada, la harina, la levadura, los huevos, la cucharada de azúcar, el aceite de oliva y la leche.

  3. Batimos todo hasta conseguir una masa no demasiado clara, la vertemos en un cuenco y la tapamos. Dejamos reposar media hora.

  4. Pasado este tiempo ponemos un perol al fuego con abundante aceite y cuando esta muy caliente, vamos echando cucharadas de masa ayudándonos de otra cuchara, lo dejamos dorar, ellos solo se darán la vuelta al inflarse.

  5. Los sacamos y lo pasamos por una mezcla de azúcar y canela que tendremos preparada.

Notas de la Receta

El día 1 de marzo es miércoles de ceniza y podemos decir que empieza la cuaresma, tiempo en el que se conservan las tradiciones. 

En el apartado gastronómico  hay un abundante recetario cuaresmal donde recetas saladas y dulces se costumbra a preparar año tras año. Significa un periodo de abstinencia en que los cristianos de caldos y verduras y dulces y no tomaban carne.

Las torrijas es el más representativo, pero también los pestiños    y los buñuelos son tradicionales por estas fechas.

El buñuelo es uno de los dulce más antiguo que se conoce, la primera receta que aparece escrita es en un libro de Plinio el viejo, de la época romana, que era escritor y considerado el primer gastronomía de la época, en su libro aparecen como el nombre de globos por su forma al freírse. 

Después nos llegan otras recetas del saber culinario de AL.ANDALUS que sobre el siglo xvi permanecieron en Andalucía dejando numerosas recetas de dulces, donde los buñuelos eran populares, ellos los especiaban y bañaban en miel. 

Hace dos siglos era muy común en Sevilla que hubiera buñueleras en las calles haciéndolos y vendiéndolos en cartuchos.

Hay miles de recetas pero os dejo esta que es muy sencilla y salen buenisimos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Calificación de la Receta