Entramos en el mercado de la Encarnación, y dentro nos encontramos con esta pequeña bodega. Con un nombre muy aristocrático. Su propietario es Manuel Bejarano Mateos, la Bodega está especializada en vinos generosos de Sanlúcar de Barrameda, tanto para llevarte a tu casa o degustar en la bodega. Sirve exquisitas manzanillas de Bodegas Argüeso. El sitio es pequeño pero cuenta con unas mesas altas y taburetes donde poder catar sus vinos y saborear las tapas que sirve como acompañamiento.

Manzanilla la E, Oloroso, vinos dulces y secos, moscatel, vermut, amontillados y Pedro Ximénez, manzanilla La Viruta, el ligaito que es una mezcla de moscatel y manzanilla.

Si hablamos del tapeo, podemos decir que los productos que vende y sirve son de primera calidad. Quesos de la Sierra de Cádiz y quesos extremeños. Añejos de cabra, queso viejo de oveja de leche cruda, queso Patamulo de cabra, queso de cabrales, chorizo dulce, picante, anchoas del cantábrico, mojama de Isla Cristina, sardinas ahumadas, anchoas frescas, langostinos cocidos, tampoco faltan los embutidos ibéricos, jamón de bellota, caña de lomo, morcón ibérico.

Para los cerveceros cuenta con una variada gama de ellas.

El horario es de martes a sábado de 8 de la mañana a 4 de la tarde,

Sirven desayunos, con una variedad de tostadas muy ricas donde elegir, la clásica de tomate y jamón de carne mechada, de fiambres.

En pleno casco antiguo, en un lugar que siempre ha sido muy concurrido, abrieron hace un año, han pasado como todos los negocios el peor de los momentos que nadie esperaba a causa de la pandemia. Ahora que parece que poco a poco todo va retomando la vida, es el momento perfecto para ir a catar algunos de sus vinos o sus tapas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.